Artículo 4.1 LCD; la buena fe objetiva

Se reputa desleal todo comportamiento que resulte objetivamente contrario a las exigencias de la buena fe“. Así es como empieza el actual artículo 4.1 de la Ley de Competencia Desleal (LCD), esa norma que trata de evitar el comportamiento anticompetitivo por parte de las empresas, ¿o eso ya lo hacía la Ley de Defensa de la Competencia?

En el artículo que nos ocupa repasaremos el concepto de buena fe entendido según esta norma, a través de una sentencia de esas que dan gusto leer por clara, sencilla y filosófica. La susodicha responde al nombre de STS de 15 de julio de 2013, número 468, y nos narra la siguiente historia: por un lado, la compañía K y, por otro, la sociedad S. K produce fotocopiadoras e impresoras, en tanto que S las distribuye. Llegado un punto, tras la ruptura de la relación contractual entre ambas compañías por motivos que no nos afectan, K ficha al Director Comercial de S y ésta lleva la situación a los tribunales aduciendo una conducta desleal por parte tanto de la persona física como de la jurídica. De los argumentos desenvainados por el TS nos quedaremos con las siguientes conclusiones que seguro os interesarán:

1) Se trata de buena fe objetiva. No son necesarios dolo o culpa por parte del autor, ni siquiera en la finalidad perseguida con sus actividades. Sin embargo, en los próximos puntos encontraréis algunas limitaciones.

2) El artículo 4.1 “no es un principio general a matizar por los actos posteriores“. Es un acto ilícito con sustantividad propia, autónomo, por lo cual “no puede acumularse a las normas que tipifican en particular, sino que actúa (…) para reprimir conductas o aspectos de conductas que no han podido ser subsumidos en los supuestos particulares“. Así, si una conducta contemplada por un tipo específico no es considerada desleal, no cabe recurrir al precepto general para tacharla como ilícita.

3) El tribunal admite, en un ejercicio de reflexión, que pese a la proclamada buena fe objetiva la conducta “debe ser objeto de una interpretación y aplicación funcional“. Este es un esfuerzo muy loable por parte del órgano justiciero, pues no lo está convirtiendo en una ilicitud per se, que es como se llama en los libros americanos de Antitrust a las prohibiciones absolutas. Al contrario, el TS abre camino a la razón y añade que “debemos valorar la compatibilidad de la conducta con el modelo de competencia económica“.

Aparte de las importantes conclusiones genéricas que acabamos de relataros, el TS profundiza un poco más en la explicación de este concreto precepto y nos aporta dos puntos más que seguro os serán de utilidad:

4) En primer lugar, y atendiendo al motivo concreto del recurso, informa el órgano sentenciador que existen ciertas prácticas laborales que no sirven para enarbolar el artículo 4.1 LCD. Específicamente se refiere a dos:

La contratación de trabajadores o directivos por una empresa de la competencia para desarrollar la misma función que en su anterior puesto“.
El abandono por un trabajador o un grupo de éstos de una empresa para constituir o integrarse en otra del mismo tráfico económico“.

El razonamiento filosófico-jurídico es muy claro: impone la libertad a la Ley. En concreto, según él mismo dictamina, la libertad de trabajo, la libertad de iniciativa y la libertad de desarrollo económico.

5) Por último, en relación a la clientela derivada del contrato de distribución, sentencia que “nadie puede invocar ningún título respecto de la misma, ni pretender una efectiva fidelización, por lo que nada obsta a su captación por otras empresas cuando ello tiene lugar de modo normal o por un medio lícito“. Si ya de por sí la clientela es un tema escabroso en los contratos de distribución, por ser estos atípicos, la solución aquí dada parece lógica: al no haberse firmado ningún acuerdo de exclusividad (según se deduce de los antecedentes de hecho), S no puede impedir que su empleado fiche por K y, menos aún, solicitarle compensación ninguna… ¿Por algo hablaba el TS de esas libertades, no creéis?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s